Tim Berners-Lee afirma que la Internet está «descompuesta» y busca devolverle su lado humano

Tim Berners-Lee afirma que la Internet está «descompuesta» y busca devolverle su lado humano

En 1989 nació la World Wide Web [WWW] y su creador  Timothy Jonh Berners-Lee la visualizaba como una red neutral donde cada usuario iba a poder participar con la misma libertad e igualdad pero a tres décadas de su primera conexión, Berners-Lee ha admitido en entrevistas con medios internacionales que este propósito se frustró demasiado rápido.

Lejos de ser el espacio equitativo que imaginó, la WWW se convirtió en una Red centralizada donde tienen preponderancia Gobiernos y empresas privadas, y donde el exceso de vigilancia ha sido normalizado.

“El espíritu allí estaba muy descentralizado. El individuo tenía un poder increíble. Todo se basó en que no había una autoridad central a la que tuvieras que ir para pedir permiso ”, precisó. «Ese sentimiento de control individual, ese empoderamiento, es algo que hemos perdido», dijo Berners-Lee a Vanity Fair.

Hace unos años  surgió un movimiento que busca redirigir el propósito de la Red a lo que pretendía ser en sus inicios. En esta lucha se apuesta por una nueva arquitectura de la WWW más descentralizada. Algunos activistas le llaman la DWeb y tiene entre sus simpatizantes al propio Tim Berners-Lee, quien participa en varios proyectos para devolver a su invento la universalidad y la perspectiva de derechos humanos que contempló hace tres décadas.

La WWW que utilizamos tiene un problema, opera a partir del modelo cliente-servidor, en donde los usuarios no tienen control sobre sus interacciones, nunca interactúan entre sí, y el servidor opera como un nodo central. Una red descentralizada permitiría la comunicación entre usuarios de manera directa, aunque existen algunas propuestas intermedias como el empleo de blockchain para crear nuevas redes.

Existe  una distinción entre redes distribuidas y descentralizadas. Las primeras son aquellas en donde cada nodo se interconecta sin que ninguno tenga preponderancia; en la segunda, los usuarios se distribuyen en clústeres en donde solo algunos tienen centralidad.

Una red descentralizada devolvería a los usuarios el control sobre sus datos personales, pues dificultaría a las empresas que administran los servidores los procesos para recolectar información personal de los usuarios.

La Internet se acerca al modelo de una Red centralizada, conrtaria a la que imaginó Tim Berners-Lee. Foto: EstadoRed

LA RED Y LOS ESTADOS

La centralidad institucionalizada que se desencadenó en la WWW se vincula con una crisis de los estados-nación  permitió el traslado de las prácticas de vigilancia a la Red. El Gran contrafuegos de China es uno de los casos en que los estados han impuesto un sistema de vigilancia y censura para garantizar el control de la información y de la actividad de los usuarios.

A finales del siglo XX el académico Manuel Castells hablaba de una crisis en los estados-nación por la pérdida sustancial de poder y de credibilidad. De esta crisis habría detonado una tendencia a la delegación de responsabilidades institucionales de antaño a otros entes de poder.

A esta condición, Castells le llamó Estado red, una forma institucional con la que los estados-nación adecúan nuevas maneras de responder a los problemas emergentes de la administración pública, así como de gestión política, entre ellos el de la información y el de la vigilancia.

Esta intromisión inevitable de los estados en la Red y la sobrevigilancia que recuerda al panoptismo del siglo XVIII, preocupa a Tim Berners-Lee para quien este modelo de conectividad se ha alejado de los principios que buscaba.

Diseño del panóptico de Bentham. Foto: EstadoRed

“[La Internet] ha sido algo estupendo. Pero espiar, bloquear sitios, reeditar el contenido de las personas, redireccionar a sitios web equivocados, eso socava totalmente el espíritu de su creación”, señaló Berners-Lee al New York Times.

El informático ha propuesto posibilidades para que la WWW sea reinventada de una manera más humana y descentralizada. En 2016,  se reunió con un grupo de informáticos, entre ellos Brewster Kahle,creador de Internet Archive. La reunión fue la primera cumbre por la red descentralizada y puso sobre la mesa la discusión acerca del control que los Estados, en colaboración con empresas privadas, tienen sobre los usuarios.

ACCIONES Y CONTRANARRATIVAS

En medio de las prácticas de control, desde los usuarios se han impulsado tendencias para contrarrestar el control excesivo y la censura. En China el bloqueo es burlado con el uso de la red privada virtual [VPN, por sus siglas en inglés].

En este tipo de conexión el usuario se conecta a través de su dispositivo tecnológico al proveedor de Internet, de ahí se interconecta al servidor VPN, generalmente estos tipos de conexión son privadas y el proveedor no tiene información sobre a qué sitios se accede.

En 2019, Berners-Lee impulsó un plan adicional para «reparar» la WWW. El proyecto lleva por nombre «Contrato para la Web» [Contract for the web] con el que busca que la Internet sea segura a asequible para todo el mundo. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de Google y otros gigantes digitales y promueve nuevo principios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *