Para ser tercera fuerza en San Lázaro, PT integra a Mauricio Toledo, señalado de agredir a Morena

Para ser tercera fuerza en San Lázaro, PT integra a Mauricio Toledo, señalado de agredir a Morena

A través de las redes sociales, el PT recibió críticas por integrar a su bancada a Mauricio Toledo, exdelegado de Coyoacán por el Partido de la Revolución Democrática(PRD) y que fue denunciado penalmente por Morena debido a su supuesta implicación en actos de agresión ocurridos en las campañas del 2018

El Partido del Trabajo (PT) sumó  este viernes cuatro diputados a su bancada, con lo que se convierte en la tercera fuerza política de la Cámara Baja y obtiene el derecho de proponer un candidato a la presidencia de la Mesa Directiva.

Con la integración de Manuel López Castillo, José Ángel Pérez, Mauricio Toledo y Héctor Serrano, el PT rebasó al grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por un diputado, ya que el PT ahora cuenta con 47 legisladores y el tricolor tiene 46. La fecha límite para la notificación de altas o bajas de las bancadas es el 31 de agosto.

El movimiento sucedió a unos días de que Laura Rojas, la actual presidenta de la Mesa Directiva, sea relevada de su cargo. De acuerdo con la actual Ley Reglamentaria de la Cámara de Diputados, la tercera fuerza puede proponer quién ocupa este cargo. De manera posterior, se realiza una votación en el pleno con el que se concluye la elección.

Mauricio Toledo y Héctor Serrano, eran independientes, Manuel López Castillo pertenecía al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y José Ángel Pérez al Partido Encuentro Social (PES).

A través de las redes sociales, el PT recibió algunas críticas por integrar a su bancada a personajes polémicos, en particular Mauricio Toledo, quien fue exdelegado de Coyoacán por el Partido de la Revolución Democrática(PRD) y fue denunciado penalmente por Morena debido a su supuesta implicación en actos de agresión ocurridos en las campañas del 2018, en contra de Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, quien entonces era candidata.

En 2013, también fue señalado por extorsión. De acuerdo con el abogado Rodolfo Reus, el legislador habría exigido un soborno por 1.6 millones de pesos para no clausurar una obra del empresario Gazi Nacif Borge. Según Toledo, el afectado lo habría exonerado en una carta de los señalamientos.

Uno de los que se pronunciaron en contra de la integración de Mauricio Toledo al PT fue Martí Batres quien consideró el movimiento un error.

Por su parte, el diputado Gerardo Fernández Noroña se defendió de las acusaciones al señalar que nadie de los que señalan a su partido ayudaron a evitar que el PRI presida la Cámara de diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *