Gerardo Sosa Castelán arrestado por irregularidades en las finanzas de la UAEH tiene un pasado oscuro

Gerardo Sosa Castelán arrestado por irregularidades en las finanzas de la UAEH tiene un pasado oscuro

Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) intentó ampararse para evitar ir a prisión por los fraudes que presuntamente habría cometido con fondos de la universidad.

Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) fue arrestado este lunes en la Ciudad de México (CDMX) acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita, peculado y defraudación fiscal equiparada, de acuerdo con fuentes oficiales.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga al Patronato y a Sosa Castelán por irregularidades financieras desde el 2019 . En mayo pasado, la dependencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) detectó irregularidades en seis cuentas bancarias que en total sumaban 151 millones de dólares. Los investigadores encontraron movimientos bancarios de la UAEH que se vincularon de manera directa con Sosa Castelán.

Previo a esta sanción, en  abril del 2019, la UAEH anunció que seis entidades bancarias habían bloqueado 224 cuentas de la institución sin previo aviso y que afectarían la operatividad de la institución. También les fueron rechazados los depósitos, pagos con cheques, pagos a proveedores y obligaciones ordinarias. Lo que genero una parálisis administrativa, según los directivos de la universidad:

«Una parálisis administrativa y académica que afecta a más de 7 mil 500 trabajadores activos y jubilados, así como a 61 mil estudiantes, tras el congelamiento ilegal este viernes de todas sus cuentas bancarias», de acuerdo con la universidad que se posicionó a través de un comunicado.

LA DEA INVESTIGA A LA UAEH

Las pesquisas y el congelamiento de cuentas comenzaron desde febrero del  2019 en que la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos inició una investigación en contra de la universidad por lavado de dinero. En este periodo, Sosa Castelán promovió un amparo ante posibles órdenes de aprehensión. Fuentes locales informaron que Patricio Vargas Alarcón, juez Décimo de Distrito de Amparo Penal, le concedió una suspensión provisional al realizar el pago de una garantía por 3 mil pesos.

Sin embargo, en junio del 2019, el Juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, se negó a concederle el amparo definitivo al señalar que la Fiscalía General de la República (FGR) no había solicitado ninguna orden de captura en su contra.

Este lunes Sosa Castelán finalmente fue detenido con tres órdenes de aprehensión solicitadas por la UIF por desvío de fondos mediante la asignación de contratos fraudulentos.

Las órdenes de aprehensión fueron ejecutadas por  la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la FGR con cargos por operaciones con recursos de procedencia ilícita, peculado y defraudación fiscal equiparada. El presidente del patronato fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Sosa Castelán es uno de los personajes vinculados a la Estafa Maestra, fraude por el que Rosario Robles Berlanga, extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se encuentra recluida por ejercicio indebido de la función pública, delito vinculado al desvío de 156 millones de dólares.

«LA SOSA NOSTRA», UN PASADO OSCURO

El pasado oscuro de Sosa Castelán data de la década de los años setentas. De acuerdo con el perfil publicado en la UAEH, el presidente del Patronato fue estudiante de la licenciatura en derecho de 1975 a 1979, periodo en el que se desempeñó como Presidente de la Federación de Estudiantes de la FEUH. Al frente de esta carto, Sosa fue señalado por participar en actividades porriles de las que nunca se le probó que fuera responsable, entre los delitos documentados se encuentran robos, secuestros, tentativas de homicidio y otros delitos con el fin de obtener el control de la universidad y apoyar a los gobiernos en turno.

Estos señalamientos fueron vertidos en el libro «La Sosa Nostra» de Alfredo Rivera Flores, en el que se señala que Sosa Castelán utilizó a la FEUH para controlar desde adentro a la universidad, impulsado por su mentor, José Antonio Zorrilla Pérez, jefe de la extinta Dirección Federal de Seguridad.

De 1979 a 1981 fue Presidente del Club de Fútbol Pachuca A.C.  Como político Sosa inició su carrera en la década de los ochenta, cuando se desempeñó como diputado local entre 1981 y 1984, periodo en el que también estudió una maestría en criminología. Tras concluir la legislatura volvió a la universidad como Secretario General de la UAEH. En 1991 fue nombrado rector de esta casa de estudios.

Durante el sexenio del expresidente Vicente Fox Quesada, fue diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que renunció en el 2018. En el 2010 fue secretario general de la AUEH y de esta manera se mantuvo al menos dos décadas entre la universidad y el PRI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *